A+ A A-

15 de septiembre del ¡Viva México! Al #RenunciaYA

Written by - Melissa Ortiz Massó on Jueves, 15 Septiembre 2016. Posted in Recientes, Νομος México

15 de septiembre del ¡Viva México! Al #RenunciaYA

Este 15 de septiembre habrá verbena, habrá grito, habrá fiesta, pero también habrá manifestación. Al grito de ¡Viva México! le antecederá el de #RenunciaYA y #MotivosSobran todos ellos dedicados a Enrique Peña Nieto.

Organizaciones sociales y ciudadanos están convocando a salir este 15 de septiembre a marchar exigiendo la renuncia de Enrique Peña Nieto como una muestra clara del hartazgo y la necesidad de exigir cuentas.

La gente saldrá a la calle, quizás porque ya se cansó de salir a la calle y es que estos últimos cuatro años han estado marcados por constantes momentos de violencia, miles de desaparecidos, devaluación extrema del peso, promesas de crecimiento no cumplidos, corrupción, conflicto de interés, peculado, un ejército y fuerzas públicas que constantemente atentan contra la población civil, crecimiento desmedido de la delincuencia organizada y claro fracaso de combate contra el narcotráfico, enfrentamientos con el magisterio, reformas impopulares que no cumplieron las maravillas propuestas, detrimento de los derechos humanos, persecución a la prensa y la libre expresión y, dejo este espacio _____________ para que mencione usted su razón.

Si bien se ha cuestionado si es esto solo un ejercicio de catarsis, y si es viable o incluso estable pedir la renuncia del Presidente, lo cierto es que la actual situación del país y la poca autoridad, liderazgo y simpatía del Presidente no pueden ser peores ¿o sí?    

Según datos de la casa de análisis de mercado y opinión Parametría[1] para finales de agosto de este año Peña Nieto cuenta con un 73% de desaprobación, la más alta desde el sexenio de Zedillo quien tuvo que lidiar con el error de diciembre[2]. Este nivel de desaprobación no se refleja sólo en un tema de percepción por simpatías, este porcentaje habla de qué la administración de Peña nieto ha hecho menos de lo esperado: en temas como generación de empleos, combate a la corrupción, lucha contra el hambre y la pobreza, combate a la delincuencia y narcotráfico, salud, vivienda, medio ambiente…en todos sale reprobado.

En el marco de su 4to informe presidencial y tras la torpeza de invitar a Trump a los Pinos, Peña Nieto declaró que no gobernaba para generar popularidad si no para impulsar un cambio.

El Presidente se equivoca en parte. No, no es un tema de popularidad, es un tema de una constante falta de responsabilidad, de impunidad, de cinismo, de no tener ni el más mínimo asomo de rendir cuentas. Y sí está impulsando un cambio, pero no el que él pretende.

La gente saldrá a las calles a pedir la renuncia y sí más allá de ser un grito catártico, hay consciencia de lo que implica en términos políticos y del mensaje, y ello ya es un cambio. La marcha se plantea como una manifestación y también como el origen de una Asamblea Destituyente[3] que organice a la ciudadanía para dar cuenta de todos los motivos y de cómo llegar a la destitución.  En un país en donde históricamente el presidente es y ha sido intocable, que la gente salga a pedir su renuncia no es menor y es efectivamente un signo de cambio.

Podemos estar o no de acuerdo con el mecanismo propuesto, hacer efectivo el artículo 86 constitucional (El cargo de Presidente de la República sólo es renunciable por causa grave, que calificará el Congreso de la Unión, ante el que se presentará la renuncia), podemos pensar que será imposible y fútil, pero no podemos negar el mensaje. El receptor no tiene que ser solo Peña Nieto, la clase política en el poder y sobre todo la oposición ha de escuchar bien este desencanto. Cambia la percepción no sólo del Presidente, también cambia la percepción de quienes somos nosotros como ciudadanos y qué debemos y poder hacer. Se sabe ya de la necesidad de exigir cuentas y se da un mensaje de que no pueden seguir dándonos por sentado.

La gente se siente decepcionada y humillada por el gobierno, no cree más en su gobierno ni en sus representantes, además la economía no mejora, 2017 se presenta como un año con tremendos recortes presupuestales y un nuevo gobierno en EUA que puede no ser muy favorecedor. Y sobre de ello la incertidumbre y la pesada pregunta de ¿qué más sigue para estos dos años restantes?

Quedan dos años inciertos y poco probables de repunte para el Presidente, y queda el mensaje claro para los que quieren seguir que las cosas tienen que cambiar. Habrá verbena el 15, habrá marcha, pero HAY CRISIS



[1] http://www.parametria.com.mx/carta_parametrica.php?cp=4894

About the Author

- Melissa Ortiz Massó

Melissa Ortiz Massó es activista social especialista en poder legislativo, transparencia, rendición de cuentas y acceso a la información. Promotora del Parlamento y Gobierno Abierto @melamalo

 

Copyright © 2016 Nomos Político. Todos los derechos reservados.